Fracasó la primera subasta de energías renovables

0
800

La primera subasta de energías renovables fracasó debido a que los proponentes no cumplieron con los requisitos establecidos por parte del Gobierno nacional.

El director de la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME), Ricardo Ramírez Carrero, afirmó que no se presentó la adjudicación debido a que no cumplían con los estándares exigidos en materia del indicador de concentración de la oferta y el indicador de dominancia.

El Director de UPME reveló que se recibieron ocho ofertas por parte de ENEL Greem Power Colombia, Isagen, Empresa de Energía del Pacífico, Canadian Solar Energy Colombia, Trina Solar Colombia, SPV Villanueva, Guajira Eólica y Solarpack Colombia.

Entre tanto, se presentaron 14 compradores para la distribución y comercialización de este tipo de energía, entre los que se destacan Emgesa, Codensa, Electrificadora del Meta, Electrificadora del Caribe, Cedemar, Electrificadora del Huila y Empresa de Energía de Boyacá.

La ministra de Minas, María Fernanda Suárez, afirmó que la idea del Gobierno nacional era efectuar un proceso de adjudicación de 50 megavatios a 1.500 megavatios.

En la subasta se presentaron un total de 22 proyectos de energía solar, cuatro de eólica y uno de biomasa.

Suárez reveló que el próximo 30 de junio se efectuará una segunda subasta.

La funcionaria afirmó que “la participación de proyectos de energías alternativas nos hace ser optimistas para el camino que viene. Hoy evidenciamos suficiente oferta para cumplir la demanda objetivo y todas las tecnologías presentaron precios competitivos. En esta participación fue evidente que las energías alternativas pueden, incluso, ofrecer al mercado energía a largo plazo a precios significativamente inferiores a los que hoy se cierran en contratos bilaterales, entre generadores y comercializadores de energía”.

Agregó que “hasta hoy existían dudas sobre si estas tecnologías podían ser competitivas o si, por el contrario, para incorporarlas tendríamos que asumir mayores costos. Los resultados de la subasta nos demuestran que proyectos en Colombia de energías alternativas están listos para traer energía limpia y a precios bastante competitivos, en beneficio de los usuarios”.

Fuente: EL NUEVO SIGLO

Dejar respuesta