NADIE SE SALVA DE ESTA PANDEMIA

0
371

Aun que se han llevado a cabo diferentes medidad de bioseguridad, vacunación y cierres de algunos establecimientos para evitar la proliferación del virus y el crecimiento de la curva del mismo, ha sido una tarea bastante complicada para la comunidad, pues la mayoria de actos de su rutina requiere estar en contacto con otras personas.

El paisaje que se presenta es bastante desconsolador, pues como se ha leido en noticias pasadas. Las Uci’s están repletas y los fallecidos aumentan con el pasar de las horas.

Indicaron que  todas  las capas  de la  sociedad  han  sido tocadas  por   el coronavirus,  que  mantiene en  estado de  permanente alerta  a quienes laboran  en los  hospitales  y  clínicas.

La  situación se  torna  desesperante  si  se  cae  en la cuenta  de la  falta  de  camas UCI para  atender  con la  diligencia  requerida  a los pacientes,  y de  esta  manera  evitar  que  su contagio  adquiera nuevas  dimensiones.

Aun que hay personas más propensas a adquirir el virus por donde trabajan o el contacto que tienen con más personas, el virus a afectado a todos, en este caso a los secerdotes de la iglesia católica de la ciudad entre ellos Fredy Hortúa, Carlos Díaz, Fredy Albeiro Rodríguez, Orlando Benavides y William  Vargas.
Se ha presentado tanto este contagio que monseñor  Oscar  Urbina Ortega,  arzobispo de la Arquidiócesis  de  Villavicencio, lo trasladaro a bogotá, pues el virus lo golepo fuertemente.

Es por ello que se llega a la conclusión que este virus ha afectado a todas las personas del común, uno más que otros pero el autocuidado y el de los demás debe ser reforzado e importante

Dejar respuesta