El juez no encontró “elementos de valor” para seguir el proceso contra la directora de CORMACARENA


El juez Segundo Penal del Circuito de Villavicencio, atendiendo una solicitud de la Fiscalía, decidió precluir el caso seguido contra Beltsy Giovanna Barrera Murillo, directora de Cormacarena. La decisión se debió a que el organismo judicial adujo no haber encontrado elementos de valor para proseguir el caso en su contra por la presunta comisión del delito de prevaricato y por tal razón resolvió solicitar la preclusión y archivo del proceso.

Esto tienen origen en una denuncia hecha por la ingeniera Martha Alexandra Prieto Martínez, quien adujo haber hecho saber en el proceso penal que fue “declarada insubsistente en el año 2016 en Cormacarena dado que, en su calidad de Jefe de Control Interno, advirtió a la Dirección que, la entidad no podía ejercer control ambiental ni imponer comparendos sancionatorios ni cobrar una sobretasa a los municipios del Meta que no hacían parte de la jurisdicción de Cormacarena dado que la ley para ese momento limitaba esas atribuciones“.

Sin embargo, la Fiscalía encontró que la Corte Constitucional, en Sentencia C-047 de 2018, reconoció que la Ley que prorrogaba la competencia de Cormacarena “debía seguir aplicándose hasta el 31 de diciembre de 2018 no obstante declararla inexequible“.

De hecho, en el segundo semestre de 2018, el Congreso de la República expidió la Ley 1938 en la que se zanjó la discusión y le otorgó potestad a Cormacarena para que ejerza en todo el territorio del Departamento del Meta.

Asimismo, la decisión del juez favoreció también a los abogados asesores de Cormacarena, Andrés Felipe Berney Berrio y Diego Fernando Pérez Gómez.

Dejar respuesta